Y lo hicieron...

Diario El Mercurio, Dom. 20/04/2003
Sebastián Burr Cerda

Para muchos resulta evidente que el resultado indirecto de los masivos actos de corrupción que investiga la justicia es el acuerdo surgido para una ley de financiamiento político. Un vulgar chantaje. Algo así como, ¡si no nos garantizan el financiamiento, los desfalco y triangulaciones de dinero no pueden evitarse! Y qué facilidad y rapidez para ponerse de acuerdo. Hay otras leyes en cambio, como las de la agenda pro-crecimiento y empleo, que van a cumplir tres años esperando.

¿Y cómo es que el Ministerio de Hacienda se compromete a gastar 10 mil millones de pesos en cada elección, cuando pocos días atrás planteaba subir el IVA por el enorme déficit fiscal que generarán los tratados de libre comercio? Pareciera que las manipulaciones a que estamos sometidos los chilenos no tienen límite. Seguramente hay pocos que recuerdan aquella ley que subió el IVA del 16% al 18% el año 93 con el compromiso de retrotraerlo dos años después.

Se hubiese esperado que dentro de las leyes de probidad, ésta fuese una de las últimas en ser aprobadas y no la primera. ¿Quién nos garantiza que el resto del paquete legislativo vaya a ser efectivamente legislado y no solamente esta ley?

La clase política sostiene que su intención es limitar los gastos exorbitantes en las campañas, garantizar una mínima igualdad de oportunidades a los candidatos y prevenir la influencia indebida del dinero en la actividad política. A otro perro con ese hueso. Lo mismo le dijeron al país cuando repusieron la franja obligatoria en la TV. Nunca han respetado la ley que obliga a que las campañas, el pintarrajeo de calles, edificios, etc., no comience antes de 30 días de las elecciones. El gasto por esa vía, ya estaba más o menos acotado, e igual han despilfarrado el dinero a manos llenas. Más bien va a ocurrir todo lo contrario, un parlamentario actual, que tiene una base electoral de X electores, sabe que va a obtener un financiamiento seguro de N millones de pesos. ¿Qué candidato nuevo va a poder disputarle el electorado con esa tremenda desventaja? Es más, lo normal es que con esa superioridad, se va a perpetuar en su cargo, y sea reelegido una y otra vez. Ahora que los privados van a tener que declarar todo financiamiento superior a quince millones de pesos. Por favor, se entregarán tantos cheques quieran de $14.499.000 y ya está.

No soy de aquellos que están en contra de la actividad política por que sí, pero si quieren financiamiento adicional al que directa e indirectamente ya acumulan, yo exigiría un mínimo de deberes, condiciones y "estándar calidad país" para otorgárselo. Vr. gr.:

a) Derogar la obligación de votar, pues es el único sistema o institución que cuenta con una legitimación obligatoria permanente, lo que perpetúa sus males.

b) El financiamiento se otorga, en tanto un mínimo del 66% del universo electoral (2/3) se manifieste en cada elección.

c) Concurrir a las sesiones parlamentarias al menos un 75% de ellas.

d) No ser reelegido más de una vez, y/o con una alternancia de dos períodos.

e) Que la cesantía real no supere el 5%.

f) Que el crecimiento de la economía no sea inferior al 4%, y que el ingreso per cápita no caiga bajo los US$ 5.200 del año 92.

g) Que la distribución del ingreso no supere la cota año 90.

h) Que al menos el 5% de la educación alcance stándar internacional.

De otro modo no se entiende quién sirve a quién, sí los políticos a las mayorías o la mayoría a la clase política.

© 2001 Sebastían Burr Cerda Se autoriza su reproducción citando la fuente y el autor.